4. nov., 2019

Lección 70, Día 306, -57

Toda tentación no es más que una variante de la tentación básica de no creer la idea de hoy, lo mismo se puede decir del origen de la culpabilidad. La culpabilidad es solo una invención de la mente, te darás cuenta también de que la culpabilidad y la salvación tienen que encontrarse en el mismo lugar.

Esto significa que nada externo a ti puede salvarte (despertarte), perturbar tu paz, puede hacerte daño o disgustarte de algún modo. La idea de hoy te pone a cargo del universo, donde corresponde estar por razón de lo que eres.

La práctica de hoy consiste en darnos cuenta de que la voluntad de nuestro SER ORIGINAL y la nuestra coinciden completamente en esto. Al aceptar la idea de hoy, por lo tanto estamos en realidad de acuerdo con el ser original.

Hoy estamos listos para 2 sesiones de prácticas largas, cada una de las cuales debe tener una duración de 10 a 15 minutos. Tú eres quien decide a qué hora las realizas, aunque es conveniente que tengas un horario pre-establecido.

Inicia hoy repitiendo la idea de hoy añadiendo una afirmación en la que se vea expresado tu reconocimiento de que el despertar no procede de nada externo a ti por ejemplo:

MI DESPERTAR PROCEDE DE MÍ. NO PUEDE PROCEDER DE NINGUNA OTRA PARTE.

Dedica después varios minutos con los ojos cerrados a revisar algunas de las fuentes externas en las que en el pasado buscaste la salvación (DESPERTAR) por ejemplo en otras personas, en posesiones materiales, en diversas situaciones, acontecimientos o conceptos erróneos con respecto a ti, reconoce que el despertar se encuentra dentro de ti mismo, dite lo siguiente:

MI DESPERTAR NO PUEDE PROCEDER DE NINGUNA DE ESAS COSAS, MI DESPERTAR PROCEDE DE MÍ, Y SÓLO DE MÍ