22. oct., 2019

Lección 57, Día 295, -70

1.- No soy víctima del mundo que veo.
¿Cómo úedo ser víctima de un mundo que podría quedar completamente des-hecho si así lo elijo?
Puedo desprenderme de él, solo me pongo disponible.

2.- He inventado el mundo que veo.
Yo misma he creado la prisión en la que me encuentro, solo basta con reconocer que mis pensamientos
Crean mi realidad.

3.- Hay otra manera de ver el mundo.
Veo todo al revés y mis pensamientos solo ven los opuestos, en lugar de la verdad.
Quiero contemplar el mundo desde la mente del origen donde todo esta incluido y los opuestos no existen.

4.- Podría ver paz en lugar de esto.
Comprender que la paz y la guerra son opuestos, me permite soltar y ver los errores de percepción que los mantienen en conflicto.

5.- Mi mente es parte del ORIGEN. Soy parte del vacío y la nada misma.
El mundo que contemplo forma parte del teatro de la vida, pero una vez que veo la trama puedo salir del drama.
Entonces la vida cambia su significado.