20. oct., 2019

Lección 55, Día 293, -72

1.- Estoy decidida a ver las cosas de otra manera.
Lo que ahora veo no son signos de enfermedad, desastre y muerte. Lo que veo me muestra que no sé quien soy.

2.- Lo que veo es una forma de venganza.
El mundo que veo no es en modo alguno la representación de pensamientos amorosos.

3.- Puedo escaparme de este mundo renunciando a los pensamientos de ataque.
Si no albergarse pensamientos de ataque no podría ver un mundo de ataque.

4.- No percibo lo que más me conviene.
¿Cómo podría reconocer lo que más me conviene si no se quien soy? Estoy dispuesta a seguir al guía que Dios me ha dado para descubrir qué es lo que más me conviene, reconociendo que no puedo percibirlo por mi cuenta.

5.- No sé cuál es el propósito de nada.
Para mí el propósito de todas las cosas es probar que las ilusiones que abrigo con respecto a mí mismo son reales.