18. oct., 2019

Lección 53, Día 291, -74

Hoy repasaremos lo siguiente:

1.- Mis pensamientos sin significado me están mostrando un mundo sin significado.
Los pensamientos de los que soy consciente no significan nada, por lo tanto el mundo que los refleja no puede tener significado.

2.- Estoy disgustada porque veo un mundo que no tiene significado.
Solo el caos puede regis un mundo que representa una manera de pensar caótica. Estoy agradecida de que este mundo no es real, y de que no necesito verlo en absoluto, a menos que yo misma elija otorgarle valor.

3.- Un mundo sin significado engendra temor.
En la demencia no hay nada en lo que se pueda confiar, no ofrece seguridad ni esperanza.
Elijo dejar de creer en él y depositar mi confianza en la realidad, al elegir esto escapo de todos los efectos del miedo, porque reconozco que no existe.

4.- Dios no creo un mundo sin significado.
Él es la fuente de todo significado y todo lo que es real está en su mente.

5.- Mis pensamientos son imágenes que yo misma he fabricado.
Todo lo que veo refleja mis pensamientos.
El hecho de que vea un mundo en el que hay sufrimiento, en el que se pueden experimentar pérdidas y en el que se pueda morir, me muestra que lo único que estoy viendo es la representación de mis pensamientos dementes, y que no estoy permitiendo que mis pensamientos reales viertan su benéfica luz sobre lo que veo.