14. oct., 2019

Lección 49, Día 287, -78

Es posible escuchar la voz de Dios durante todo el día sin que ellos interfiera en tus actividades cotidianas, tanto si eres consciente de ello o no. La voz que escucha a Dios es serena, está en paz y es sumamente segura.

La voz del EGO o falsa identidad es desorganizada, sumamente insegura y distraída. Trata hoy de no prestarle oídos.

Hoy realizaremos 4 sesiones de práctica de 5 minutos, trataremos de escuchar la Voz de Dios, él quiere que oigas su voz, te la dio para que la escuches.
Repite para tus adentros
"LA VOZ DE DIOS ME HABLA DURANTE TODO EL DÍA

Escucha en profundo silencio, abre tu mente, sumérgete profundamente en la paz que te espera más allá de los frenéticos y tumultuosos pensamientos, sonidos e imágenes de este mundo demente, estamos tratando de llegar a tu verdadero hogar, no te olvides de repetir la idea de hoy frecuentemente. Hazlo con los ojos abiertos cuando sea necesario, pero cierralos siempre que sea posible y asegúrate de sentarte y de repetir la idea lentamente cada vez que puedas y comprendiendo que estás invitando a la voz de Dios a que te hable.