3. oct., 2019

Lección 38, Día 276, -89

Tu santidad invierte todas las leyes del mundo. Tienes el mismo poder de ayudar a cualquiera porque su poder para salvar a cualquiera es el mismo.
4 sesiones de práctica de 5 minutos.
En cada una repite la idea de hoy y cierra los ojos, luego escudriña tu mente en busca de cualquier sensación de pérdida o de cualquier clase de infelicidad tal como la percibas, trata en la medida de lo posible de no hacer distinciones entre las situaciones que son difíciles para ti y las que son difíciles para otro.
Identifica la situación específicamente así como el nombre de la persona en cuestión. Usa el modelo al aplicar la idea de hoy.
En esta situación con respecto a ________ en la que me veo envuelta, no hay nada que mi santidad no pueda resolver.

En esta situación con respecto a ________ en la que ______se ve envuelta, no hay nada que mi santidad no pueda resolver.

De vez en cuando puedes varias el procedimiento si así lo deseas y añadir.
No hay nada que mi santidad no pueda hacer porque el poder de dios reside en ella.