7. sep., 2019

Día 250, -115

Realizar este ejercicio con los ojos abiertos, mira a tu alrededor muy lentamente y observa cada cosa que se encuentra en donde estas, procura que los intervalos de tiempo sean similares al observar cada cosa.
Este es uno de los pasos iniciales en el proceso de aprender a conferirles a todas las cosas el mismo valor.
A medida que mires a tu alrededor, di para tus adentros: "creo ver un mundo temible, un mundo hostil, un mundo peligroso etc; si se te ocurren términos que parecen positivos también incluyelos.
Incluir estos adjetivos también es porque un mundo bueno, implica uno malo y uno agradable implica uno desagradable. Realiza el ejercicio 3 o 4 veces al día.

Y recuerda lo que carece de significado no es ni bueno, ni malo.
Si pudieras aceptar al mundo como algo que carece de significado y dejar que en lugar de lo que tú crees la verdad se escribiese en él por ti, ello llenaría de una felicidad indescriptible.