26. ago., 2016

El Calendario Universal

Nunca le preste mucha atención a como estaba estructurado el calendario Juliano, hasta que inicie a estudiar la Kabbalah en el 2013, ahí descubrí que el tiempo era un factor muy importante pues cada día tenía una frecuencia positiva y otra negativa así como, que cada año tiene una multitud de distintas influencias que nos afecta sin que seamos conscientes de ello, que las palabras también tenían un significado oculto cuando se las pasaba a números, esto me llevo a estudiar el idioma hebreo, también aprendí muchos otras cosas que me generaron muchas preguntas para las cuales no encontré respuesta en su momento, esta carga se incrementó cuando empecé al leer el Zóhar (libro del esplendor), está identidad se frustro completamente cuando se dio cuenta que mucho de lo que estaba descubriendo ya estaba escrito desde hace 2,000 años, entonces el hecho de comprender que en realidad no era tan libre como creía fue tan fuerte para mí que a principios de enero de 2015 decidí dejar de leer el libro núm. 7 de la traducción del Zóhar (libro del esplendor) al español, para darme un espacio vacío, con el fin de que toda esta información se acomodara, ¿qué sucedió a finales de ese mismo mes?, ver el primer video de la perspectiva universal del desdoblamiento del tiempo, y fue ahí donde muchas de mis preguntas encontraron respuesta y aunque se recomendaba no asociar información del pasado para mí fue inevitable ver como un gran rompecabezas se comenzaba a armar, de ahí continúe viendo todos los videos existentes en ese momento de la perspectiva que ahora es conocida como lógica global convergente e inicie mi derivación el 2 de febrero, cual sería mi sorpresa descubrir un año después lo que ese día representa en el colectivo, en fin conocer el trabajo de Garnier Malet e iniciar la formación con Fleche en esos mismos años no era más que el propósito previo de lo que venía. 

Por ahora quiero compartirles los 3 sistemas de calendario que existen, como están explicados en el prefacio de la traducción de este libro por el Rav Berg pues a mí me ayudado a comprender como está estructurado el calendario que uso a diario que tiene secuestrados 11 días, el calendario musulmán que tiene perdidos 11 días así como el calendario Judío que los alinea y que desde la perspectiva nos permite ver la otra lógica del tiempo. Con esto no quiero decir que la kabbalah como se enseña en muchos grupos sea la verdad absoluta, pues puedo ver que su techo son los 4 errores de percepción y la divergencia y lo mismo pasa con muchas otras enseñanzas antiguas, sin embargo, he de reconocer que mucha de esa información que ha estado delante de nuestros ojos desde hace miles de años ahora es clara cuando la vemos con ojos lógicos y sin intermediarios, pues puede ser resignificada por la gente común alrededor del mundo. Bueno pasemos a los tipos de calendarios.  Genial

 

CALENDARIO UNIVERSAL

El primero es el sistema solar o Calendario Juliano porque fue creado por Julio César en el año 46 A.C. el cual utilizamos en el mundo occidental; en este calendario un año es el tiempo que le toma a la tierra completar una órbita alrededor del sol, o sea 365 días, 5 hrs, 48 minutos, 46 segundos. Entonces se basó en un año solar de 365 días con 6 hrs, para utilizar estas 6 hrs se añadió un día cada 4 años, al que se llamó año bisiesto (366 días) con este ajuste el calendario perdió 11 minutos con 14 segundos, muy interesante no les parece.    

En 1582 el calendario juliano tenía un retraso de aproximadamente 11 días con respecto al año solar, el 4 de octubre de 1582 el papa Gregorio XIII ajusto el calendario al año solar, declarando el siguiente día como 15 de octubre y dispuso que los años siglo que terminaban en centenas no debían ser años bisiestos a menos que fueran divisibles por 400. Esta fórmula tiene una precesión de 26 segundos dentro del año solar, con el calendario solar la posición del sol en conjunción con las estaciones del año es siempre la misma. 

 

El segundo sistema es el lunar, está basado en la vuelta que la luna da alrededor de la tierra, el intervalo de tiempo desde la nueva hasta la próxima llamada lunación, es de 29 días, 12 hrs, 44 minutos y 28 segundos. Este calendario de 12 meses, con meses de 29 ½ días representa un año de 354 días, el cual es 11 días menor que el año solar. La naturaleza del calendario musulmán es completamente lunar.
En el curso de unos pocos años, la diferencia total se vuelve considerable y hace que el comienzo de cada año lunar vague a través de diferentes estaciones del sistema solar, como cada año el final de los 12 meses lunares precede al final del año solar por aproximadamente 11 días, en 20 años una fiesta que ocurre al final del primer año lunar ocurrirá 209 días antes del final del vigésimo año solar o aproximadamente 7 meses antes del 31 de diciembre.

 

El tercer calendario es el sistema lunar/solar sobre el cual se basa el calendario universal este calendario no está basado en el exclusivamente en el año lunar ni en el solar sino que adopta ambos con un modo de cálculo en el cual los meses son estimados de acuerdo a la luna mientras que los años son calculados de acuerdo al sol.

La reconciliación de los meses lunares con las estaciones del año solar en el calendario universal se logra por intercalación. Al añadir un mes extra conocido como el mes intercalado, siete veces en cada 19 años, los meses lunares se ajustan con las estaciones del año solar. Esta idea fue establecida por los kabbalistas cuya intención fue proporcionar a la humanidad un horario cósmico, el propósito era dar una vista anticipada de los eventos cósmicos y un entendimiento de su influencia benéfica.

Esto deja ver que el calendario es más que simplemente, una guía de tiempo para los proyectos del hombre.

Esto es muy interesante:

“La interacción físico-orbital entre el sol, la luna y la tierra es el resultado de una inteligencia cósmica superior que es la motivación de las interrelaciones físicamente expresadas. Desde un punto de vista subatómico todas las entidades orbitales físicamente expresadas, por ejemplo el cuerpo del hombre, son simplemente la evolución de previas inteligencias metafísicamente motivadas. Si serios cambios morales y éticos harán su aparición, deberán comenzar con un cambio dramático en la visión que el hombre tiene de su ambiente. La realidad física humana no resulta motivada sin un pensamiento previo. Debemos condicionarnos para ver el universo entero dentro del marco de referencia. La expresión física no puede influenciar la causa previa de la expresión mucha más que el cuerpo físico del hombre puede influenciar el ADN original.” 1    

Dejo este escrito sin hacer una interpretación del mismo porque creo que el Rav Berg da una explicación bastante clara de los 3 calendarios y que cada persona que lo lea con ojos lógicos podrá sacar sus propias conclusiones, comprendiendo que es un gran privilegio vivir en este instante del espacio-tiempo (apocalipsis, que significa “revelación” o “quitar el velo”). Pues cada uno de nosotros tiene un rol dentro de este cierre del juego del desdoblamiento y que todo lo que nos pasa tiene un propósito previo, más allá del que siquiera podamos imaginar.

  

 

  


1.- El Zóhar 1° traducción al español, Kabbalah Centre International Inc.